Cuando empezamos una nueva labor, cuya técnica conocemos y hemos practicado en varias ocasiones, tendemos a pensar que es “más de lo mismo”; Nada más lejos de la realidad, pues todos los trabajos nos ayudan a superarnos como encajeras, a desarrollar nuevas estrategias y a dar soluciones a diferentes casos con nuestros “truquillos“.

Pañuelo de Tonder con seda natural - Encajes de Rufi

Con este pañuelo he puesto en práctica una forma diferente de hacer las esquinas, utilizando enlaces, (yo llamo así a los hilos mágicos), que me ahorran la incorporación de pares y de posterior corte.

A veces nuestro afán por aprender nuevas técnicas, hace que no tengamos soltura con ninguna.